Póngase en Contacto con su Legislador

Find your State legislator, Congressperson, and Senators here.

Cómo escribir una carta al editor

Write the letter and submit it online here. Just type your zip code, pick the papers, and press submit. It's easy to share your voice!

Los editores de muchos periódicos proporcionan espacio para que el público exprese su opinión a través de las columnas de cartas al editor.

Las encuestas que se han llevado a cabo muestran que estas cartas están entre los artículos que más se leen en el periódico. Cuando una carta suya aparece en una página editorial, usted probablemente tiene la mayor audiencia posible.

Los lectores constituyen una muestra de la sociedad, y entre ellos se encuentra todo tipo de opinión. Una encuesta llevada a cabo por el Centro Para La Política Práctica del Rollins College de la Florida, concluyó que las cartas al editor proporcionan una de las maneras más influyentes a través de las cuales los ciudadanos activos pueden expresar sus ideas sobre asuntos de interés general.

He aquí algunas sugerencias que podrían ayudarle a escribir un tipo de carta que tenga una mayor oportunidad de ser publicada:

1. Si es posible, escriba a máquina (u ordenador) y a doble espacio. Escriba sólo de un lado del papel. Si no tiene máquina de escribir, escriba con tinta muy claramente, no una mucho las palabras con las líneas.

2. Exprese su pensamiento con toda la claridad y precisión que le sea posible. Los redactores generalmente prefieren cartas que no tengan más de 200 a 250 palabras; aunque las cartas más largas son aceptadas si se piensa que los lectores pudieran tener suficiente interés en ellas.

3. Trate un solo tema en su carta. Esta debe ser sobre la realidad actual y digna de ser una noticia. Asegúrese de que el sentido que usted quiere transmitir esté claro. Use palabras simples cuando le sea posible. Escriba en palabras, oraciones y párrafos cortos para hacer la lectura más fácil.

4. Planee muy cuidadosamente su primera oración. Hágala corta e interesante. Si comienza refiriéndose a una noticia, editorial o carta en el periódico, su carta será más interesante para el editor. Esto sin embargo no es siempre posible ni es absolutamente necesario.

5. Si escribe para criticar, comienza con una palabra de apreciación, alabanza o apoyo. No sea sólo crítico, termine su carta con alguna sugerencia constructiva.

6. Evite utilizar un lenguaje violento. Una presentación calmada y constructiva de su pensamiento es más persuasiva que una queja. Es posible ser franco pero amistoso.

7. Ayude a llevar el mensaje de la verdad que fue omitida o pasada por alto al reportar una noticia o un editorial. Usted le puede dar un valioso servicio al público presentando noticias y puntos de vista que podrían ordinariamente recibir poca o ninguna atención en la prensa.

8. No dude en utilizar una experiencia personal que venga al caso para ilustrar un punto. Cuando se relata ésta bien, puede ser muy persuasiva.

9. Haga un juicio moral sobre los asuntos que confrontan a la nación y al mundo en sus cartas. Apele al sentido de justicia, misericordia y equidad de los lectores.

10. Usted también puede hacer cambios apropiados en su carta y enviarlas a otros redactores de periódicos en otras ciudades. Al hacerlo, siempre envíe copias originales, nunca copias al carbón. Por regla general, no debe enviar exactamente la misma carta a diferentes periódicos en la misma ciudad. El New York Times, por ejemplo, y muchos otros periódicos, tienen como norma no publicar cartas que han sido enviadas a otros periódicos.

11. Siempre firme su nombre en la carta y dé su dirección. Usted puede utilizar un nombre de pluma o su iniciales para la publicación de la carta, pero el redactor debe conocer la fuente de ésta. No sea tímido en lo que respecta a firmar su nombre, estos tiempos necesitan testigos valientes en favor de la paz y la justicia.

12. No se dé por vencido muy pronto ni deje de buscar para saber si su carta fue publicada. Puede que no lo sea durante diez días o aún más tiempo. No se sienta frustrado si su carta no es publicada, ya le llegó al editor y esto vale de algo. Ya usted le expuso su manera de pensar. Quizás haya recibido demasiadas cartas sobre el mismo tema y no pudo publicar la suya. Inténtelo de nuevo. Si una sola carta suya, de diez que envía, es aceptada, usted ha llegado a una audiencia lo suficientemente grande como para hacer que su esfuerzo merezca la pena, pero probablemente usted tenga una suerte aún mayor que ésa.

 

Cómo escribir cartas a los miembros del Congreso y al Presidente

Las cartas a los miembros del Congreso, al Presidente y a otros funcionarios públicos ejercen influencia con respecto a la política de la nación.

"Pero, ¿realmente hace algún bien mi carta?" La respuesta es sí. Las cartas que le llegan de su distrito a los funcionarios públicos son una manera importante ante la cual éstos pueden medir la reacción de sus constituyentes a proyectos de leyes, a nuevas decisiones con respecto a la política y a los anuncios.

Los miembros del Congreso a menudo dicen que se sienten estimulados a introducir o apoyar proyectos de ley debido a la correspondencia que reciben. La cartas que los apoyan ayudan a los congresistas a tomar una postura más valiente. Las que los critican los pueden desanimar con respecto a votar a favor de proyectos que de otro modo ellos apoyarían.
Un representante atribuyó el cambio en su actitud, con respecto al tema del desarme, a los esfuerzos consistentes de un votante a quien él respetaba. Un senador dijo que había votado por una enmienda pacifista debido a la presión de los ciudadanos en su distrito.

El ex-congresista Byron L. Johnson, de Colorado, escribió en la publicación Fellowship de julio de 1962 lo siguiente:

"Un congresista recibe entre 100 a 300 cartas diarias. Un senador recibe muchas más, especialmente si proviene de un Estado grande.

"Un miembro de su personal las abre y las asigna a cualquiera de los ayudantes del congresista que esté mejor calificado para manejarlas. Al congresista sólo le dan aquellas que le encumben personalmente por cualquier motivo y las que él ha pedido manejar directamente.

"Excepto en el caso de algunos senadores, todos los congresistas leen y firman la correspondencia que sale, aunque la haya dictado o la haya preparado un ayudante según sus instrucciones. Cualquier tema o argumento nuevo requiere una nueva decisión con respecto a la forma en que responderá. Su carta, si es de rutina, recibirá tratamiento de rutina. Pero si es especial por cualquier motivo, merecerá y recibirá atención especial. Esto se debe a que se asume que usted es un votante y ningún congresista quiere que sus posibles electores se sientan rechazados.

"Los congresistas y sus ayudantes ejecutivos cuentan las cartas según el tema y la actitud."
Al escribir su carta:

1. Escriba los nombres correctamente y con claridad. Diríjase a los Senadores, a los Congresistas o al Presidente.

2. Sea lo más breve posible.

3. Comience por alabarlo por algún voto o algún discurso, siempre que sea posible. Apoye una postura valiente y estimule su liderazgo.

4. Exprese su opinión sin demora, con claridad y precisión. Donde sea posible dé el número del proyecto de ley o el nombre.

5. Dé las razones de su postura en sus propias palabras. Cite de sus propias experiencias. Quizás usted quiera incluir un artículo de un periódico, un editorial o una carta al editor de un periódico local o de cualquier otra fuente.

6. Haga preguntas. Una pregunta bien formulada puede expresar un punto de vista y estimular al congresista a responderle.

7. Escriba sobre un sólo tema en la carta. La respuesta del legislador podría ser la ocación para que usted pueda luego traer otro tema a colación. ¿Cuán a menudo debe usted escribir? Piense en su relación con el congresista como algo personal. No se convierta en un problema para el congresista, pero dése cuenta de que usted no ha cumplido con su deber de ciudadano si ha escrito solamente una carta en un año. ¿Cuántas veces le escribiría usted a un amigo sobre estos asuntos?

8. Base su carta en la actualidad. Una carta a su legislador inmediatamente después que ha sido introducido un proyecto de ley puede alertarlo sobre el mismo y decirle que usted está interesado. Las cartas a los miembros del comité que están considerando una ley son muy importantes. El Congreso hace la mayoría de su trabajo en los comités.

9. Pida que le pongan en la lista para que le envíen el boletín del legislador, si publica uno. La mayoría de los miembros del congreso distribuyen boletines y a menudo envían cuestionarios solicitando las opiniones de los ciudadanos de su distrito.

Veamos otras maneras de llegar a los legisladores:

Las peticiones. Cuentan muy poco en Washington. Las peticiones firmadas son cartas modelos que las personas firman y envían.

Las tarjetas postales. Es mejor enviar una carta.

Los telegramas. Estos captan la atención y son especialmente útiles antes de que se lleve a votación un proyecto de ley. Es también fácil enviarlos en EE.UU. Hágalo por teléfono como un mensaje de opinión pública. Al principio del proceso legislativo del nuevo proyecto de ley, una carta bien escrita puede reflejar con más efectividad sus opiniones.

Llamadas telefónicas. Las llamadas de persona a persona, especialmente si usted ya ha tenido un contacto con el congresista, a veces resulta.

Visitas personales. Estas son las mejores, pero requieren prepararse en los temas.

No es suficiente escribir cartas. Fíjese en lo que dice el ex-congresista Byron Johnson:

"Después de haber escrito, su trabajo todavía no ha terminado. Si el congresista vota de acuerdo con lo que usted cree, usted tiene que llegar a su distrito y defender dicho voto ante los que opinan de otra forma. Usted debe ayudar a crear un ambiente de opinión pública favorable al congresista y a las ideas suyas.

"Esto requerirá no solamente escribir cartas, sino también hacer llamadas, asistir a reuniones, conferencias, mesas redondas, seminarios, discusiones, etc., durante las cuales se pueda informar, educar y convertir al público. Si usted ha tenido la audacia de decirle a su funcionario público lo que él debe hacer y porqué, ciertamente podrá discutir esto con sus conciudadanos."

(http://www.arbil.org/(33)cart.htm)

Site by Fuse IQ